Associazione San Charbel


Ir al Contenido

Novena a san Charbel

San Charbel

NOVENA A SAN CHARBEL



Oración diaria en honor de San Chárbel
Oh Dios infinitamente Santo y Glorificado por tus Santos, tú que inspiraste al santo monje y ermitaño Chárbel a vivir y a morir en perfecta semejanza con Jesús , otorgándole la fuerza de separarse del mundo a fin de hacer triunfar, en su hermita el heroísmo de las virtudes monásticas: la pobreza, la obediencia y la castidad, Te imploramos nos concedas la gracia de amarte y de servirte siguiendo su ejemplo. Oh! Señor Todopoderoso, que manifiestas el poder de la intercesión de San Chárbel con numerosas milagros y favores, concédenos la gracia ... que nosotros te imploramos por su intercesión. Amén. Esta oraciones se repiten durante la Novena.



PRIMER DÍA

¡Oh! Milagroso San Chárbel, cuyo cuerpo puro emana el perfume del cielo, ven en mi ayuda y pide a Dios, el favor y la gracia de la que tengo necesidad ... Si es para gloria de Dios y salud de mi alma. Amén
¡Oh! San Chárbel, ruega por mí. ¡Oh! Señor, Tú que has dado a San Chárbel la gracia de la fe, yo te ruego me concedas por su intercesión, esta gracia divina, para vivir en el cumplimiento de tus mandamientos y de tu Evangelio. Gloria a Ti por siempre. Amén Padre nuestro, Ave María, y Gloria
Meditación: La vida de San Chárbel era tan virtuosa y el fervor de su espíritu tan grande, que todos veían en él un instrumento elegido de la gracia de Dios.

SEGUNDO DÍA
¡Oh! San Chárbel, ¡Oh! mártir de la vida religiosa. Tú que has experimentado el sufrimiento, el Señor ha hecho de ti un faro luminoso. Recurro a ti, y pido a Dios por tu intercesión la gracia de... Confío en ti. Amén
¡Oh! San Chárbel, ¡Oh! Vaso de perfume, intercede por mí. ¡Oh! Dios de toda bondad, que has honrado a San Chárbel otorgándole la gracia de hacer milagros, ten piedad de mí y concédeme lo que pido por su intercesión. Gloria a Ti por siempre. Padre nuestro, Ave María, y Gloria.
Meditación: Toda Santidad de San Chárbel consiste en el amor a Jesucristo, nuestro Redentor.

TERCER DÍA
¡Oh! Bien amado padre Chárbel, tú que brillas como un astro resplandeciente en el cielo de la Iglesia, ilumina mi camino, y fortifica mi esperanza. Te pido la gracia de ... Intercede por mí ante el Señor crucificado, que tú has adorado continuamente. Amén
¡Oh! San Chárbel, ejemplo de paciencia y de silencio, intercede por mí. ¡Oh! Señor Dios, Tú que has santificado a San Chárbel y le has ayudado a llevar su cruz, otórgame la valentía de soportar las dificultades de la vida, con paciencia y abandono a Tu santa voluntad, por intercesión de San Chárbel, a Ti sea la gracia por siempre. Amén Padre nuestro, Ave María, y Gloria.
Meditación: San Chárbel, cuyo espíritu fue admirablemente iluminado por el resplandor de la Eucaristía, iluminó a su vez, con su fe, a toda la Iglesia.

CUARTO DÍA
¡Oh! Afectuoso padre San Chárbel, recurro a ti con toda la confianza de mi corazón. Para que por tu poderosa intercesión ante Dios, me concedas la gracia que te pido ... muéstrame tu afecto una vez más.
¡Oh! San Chárbel, jardín de virtudes, intercede por mí. ¡Oh! Dios, Tú que has otorgado a San Chárbel la gracia de parecerse a Ti, otórgame con su ayuda, el crecer en las virtudes cristianas. Ten piedad de mí, para que pueda alabarte por siempre. Amén Padre nuestro, Ave María, y Gloria.
Meditación: Dios llamó a San Chárbel a apartarse del mundo por amor suyo y a consagrarse sólo a Él, en la austeridad y en la penitencia, y a gozar de las delicias divinas.

QUINTO DÍA
¡Oh! San Chárbel, bien amado de Dios, ilumíname, ayúdame, enséñame qué hacer para agradar a Dios, apresúrate a venir en mi ayuda, ¡Oh! padre afectuoso; te ruego pidas a Dios la gracia …
¡Oh! San Chárbel, amigo del Crucificado, intercede por mí. ¡Oh! Dios, escucha mi petición por intercesión de San Chárbel. Salva mi pobre corazón, y dame la paz. Calma las tribulaciones de mi alma: a Ti la alabanza por siempre. Amén Padre nuestro, Ave María, y Gloria.
Meditación: San Chárbel, pobre y humilde en la tierra, entra colmado de riquezas en el cielo, y en su honor se elevan plegarias e himnos celestiales.

SEXTO DÍA
¡Oh! San Chárbel, intercesor poderoso, te pido me otorgues la gracia, de la que tengo necesidad Una sola palabra tuya a Jesús, es suficiente para que Él me perdone, tenga piedad de mí, y responda a mi petición concedéndome la gracia de... Amén
¡Oh! San Chárbel, alegría del cielo y de la tierra, intercede por mí. ¡Oh! Dios que escogiste a San Chárbel para implorar nuestra causa ante tu divino poder, otórgame por su intercesión, esta gracia (pedir), para glorificarte con él, por siempre. Amén Padre nuestro, Ave María, y Gloria.
Meditación: San Chárbel buscaba la perfección del amor en el voto de la Pobreza que era la riqueza de su vida.

SÉPTIMO DÍA
¡Oh! San Chárbel, bien amado de todos, y ayuda de los necesitados, tengo la firme esperanza de que por tu intercesión ante Dios, me otorgues la gracia de la que tengo tanta necesidad Amén
¡Oh! San Chárbel, astro que guías a extraviados, intercede por mí. ¡Oh! Dios, mis múltiples pecados, impiden que tu gracia llegue a mí. Otórgame la gracia de la penitencia. Respóndeme por la intercesión de San Chárbel. Trae la alegría a mi triste corazón, atendiendo a mi petición... Tú océano de todas las gracias. A Ti gloria y alabanza por siempre. Amén Padre nuestro, Ave María, y Gloria.
Meditación: Dios llamó a San Chárbel a vivir con Él en la soledad, en la oración, en la contemplación, y en el silencio.

OCTAVO DÍA
¡Oh! San Chárbel, cuando te veo de rodillas sobre un plato de cañas, o ayunando, o mortificándote, o en éxtasis delante del Señor, aumentan mi esperanza y mi fe. Te ruego que me ayudes, para que el Señor me otorgue la gracia que le solicito ...
¡Oh! San Chárbel, embriagado de Dios, intercede por mí. ¡Oh! dulce Jesús, que has elevado a tu bienamado Chárbel a la perfección evangélica, te suplico me otorgues la gracia de terminar mi vida según Tu voluntad. Te amo, ¡oh! Dios, mi salvador. Amén Padre nuestro, Ave María, y Gloria.
Meditación: San Chárbel brilló por su ejemplo: una vida loable y recta. Como luz del mundo iluminó a todos con el resplandor de su conducta y con el fulgor de su santidad.

NOVENO DÍA
¡Oh! padre San Chárbel, aquí estoy al final de esta novena. Mi corazón se regocija mientras te hablo. Tengo plena confianza en que obtendré de Jesús ... que he pedido por tu intercesión. Me arrepiento de mis pecados y prometo no caer nunca más. Te pido obtener la realización de lo que he pedido con mi oración.
¡Oh! San Chárbel, corona de gloria, intercede por mí. Señor, Tú que escuchas la oración de San Chárbel, y que le has otorgado la gracia de unirse a Ti, ten piedad en mi desamparo, sálvame de todas las desgracias que no puedo soportar. A Ti la gloria, la alabanza, y la acción de gracias por siempre. Amén Padre nuestro, Ave María, y Gloria
Meditación: Toda la vida de San Chárbel fue un reflejo de las excelsas virtudes de la Santísima Virgen María. Tengan devoción a la Virgen, pues ella garantiza nuestra salvación.

Home Page | San Charbel | Quien somos | Información | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal