Associazione San Charbel


Ir al Contenido

Milagros de san Charbel

San Charbel

Raymond Nader e l'impronta di san Charbel

LOS MILAGROS DESPUES DE SU MUERTE


Según la tradición, Charbel ofreció amplias pruebas a lo largo de su vida sobre sus extraordinarios dones de clarividencia y curaciones.

Cierto día, por ejemplo, los monjes trabajaban en un campo cuando descubrieron una peligrosa serpiente. Quisieron espantarla, sin lograrlo. El padre Chárbel fue llamado, y mandó a la serpiente que se fuera aunque sin molestar a nadie y ella obedeció. Otra vez, una plaga de langostas estaba devastando la región cuando recibieron la orden del padre Chárbel de alejarse; y lo hicieron inmediatamente. Por orden de sus superiores, curó con sus oraciones a varios enfermos que ya estaban en el lecho de muerte.

Cuando padre Charbel murio', el 24 de diciembre de 1898, quedó apuntado en el registro del monasterio que se esperaba que permanecería activo después de su muerte.
Y asi fue: aunque tuvo una vida alejado del mundo, después de su muerte se hizo muy popular porque Dios quiso señalarlo con numerosos prodigios. empezando por el de su cuerpo incorrupto, que sudaba sangre, y por el prodigio de la luz misteriosa alrededor de su tumba.hecho, desde el momento de su entierro, su tumba fue rodeada de una luz extraordinaria que sólo se desvaneció al cabo de 45 días. Los peregrinos que ya le veneraban come un santo, intentaron robar partes de sus restos mortales, razón por la cual las autoridades abrieron la tumba y encontraron su cuerpo flotando en el barro en una tumba inundada de agua, incorrupto, como cuando estaba vivo, flexible y en perfecto estado.
Era incorrupto, sudaba sangre; emitia constantemente un bálsamo perfumado que ha sido reconocido como verdaderamente prodigios. El fenómeno del líquido rojo parecido a la sangre que exudaba de su cuerpo permanecio' hasta su beatificacion en 1965.

El liquido ha sido el responsable de un monton de curaciones durante todos estos años. Su tumba se ha abierto algunas veces, la última en 1977, y cada vez se notaba que su cuerpo sangrante todavía conservaba su flexibilidad como si estuviera vivo, pero su cuerpo se encontro' descompuesto en febrero 1977, pocos meses antes de su canonización.

Fotos :

  • Nohad El-Chami con su marido
  • Raymond Nader
  • Huella de la mano de san Charbel sobre el brazo de Raymond Nader


EL MILAGRO DE RAYMOND NADER


Raymond Nader es un ingeniero libanés, que en un brazo tiene marcadas cinco huellas dactilares literalmente quemadas en su piel por san Charbel. Raymond Nader relató su historia en abril de 1997, delante de las cámaras de televisión. El 9 de noviembre de 1994 él pasó una noche en la ermita donde Charbel había vivido durante 23 años. Quería meditar y encendió cinco velas para leer el Evangelio que habia taido. Era una noche tranquila y fría. "De pronto", contó a la televisión "sentí calor a mi alrededor en esa noche fría, y un viento fuerte y cálido empezó a soplar. No obstante, comprobé con gran asombro que las llamas de las velas no se habían apagado y no se movían. Intenté encontrar una explicación científica, pero pensé que debía estar soñando o alucinando. De pronto perdí mis cinco sentidos. Ya no había ni más calor, ni viento ni llamas. Me encontraba en un mundo distinto, un mundo bañado en luz. No la luz normal que todos conocemos, sino blanca, pero transparente como agua cristalina. La luz no venía de una dirección específica, sino de todas partes. Era mil millones de veces más brillante que la luz del Sol..." "En esa luz sentí una Presencia, no la podía ver, pero era consciente de ella. 'No, no estás soñando, estas mas despierto que nunca'. La Voz que me hablaba parecía no venir de ningún sitio y de todas partes a la vez. La pude oír en todos los rincones de mí mismo, aunque no con mis oídos físicos. Se expresaba no con palabras, no con sonidos. La Presencia se mostraba como un 'sentimiento' de profunda paz, alegría y amor. En cierto momento sentí que esta experiencia había llegado a su fin. Yo quería que esta alegría y paz duraran para siempre, y que si la Presencia no podía quedarse, deseaba que al menos me llevara consigo; pero El me dio a entender que El está siempre aquí." Gradualmente Nader regresó a su conciencia normal. "Observé las velas con asombro: se habían consumido totalmente. Mi reloj indicaba que habían transcurrido cuatro horas en un abrir y cerrar de ojos. Me marché de la ermita, y dirigiéndome a mi coche, al pasar delante de la statua de San Charbel, sentí calor en el brazo. Pensé que se trataría de una picadura de insecto. Pero el calor era cada vez más intenso. Me saqué el jersey, y con la luz del coche pude ver las cinco huellas dactilares en mi brazo, mostrando cada detalle de un dedo humano, incluyendo los pliegues y las uñas. Estaban muy calientes, pero no me dolían en absoluto, sólo me picaban. Durante cinco días rezumó sangre y agua".
Los medicos del hospital de Beirut donde Raymond fue el dia siguiente ne supieron explicar el fenomeno milagroso que Nader attribuye a san Charbel.


EL MILAGRO DE NOHAD EL CHAMI

Nohad El-Chami es la protagonista de un grande milagro de san Charbel occurrido después de su canonizacion. La mujer libanesa, madre de 12 hijos, en 1993 se volvio' paralizada por una hemiplegia. Tenia 55 anos y se trataba de una enfermedad incurable. El 21 de enero de 1993 la enferma tuvo un sueño: "Dos monjes se acercaron a mi cama. Uno de ellos, San Charbel, se acercó aún más, destapó mi cuello, puso su mano sobre él, y dijo: 'He venido a operarte'. Yo me giré para ver su rostro, pero no podía, porque la luz procedente de su cuerpo era demasiado cegadora y poderosa. Estaba tan confusa que le pregunté: 'Padre, ¿por qué quiere operarme? los médicos me dijeron que no hacía falta”. Pero San Charbel respondió: 'Tu necesitas una operación, y yo he venido a hacértela'. Yo miré hacia la estatua de la Virgen, que tengo cerca mío, y le dije: 'Santa María, ayúdame por favor; ¿cómo van a operarme estos monjes sin anestesia o suturas?' Luego me di cuenta de que la estatuilla de la Virgen estaba de pie entre los monjes. De pronto, sentí un dolor terrible por debajo de los dedos de Charbel, que estaban friccionando mi cuello. Cuando San Charbel acabó la operación, el otro monje (que era san Marón) se acercó, me hizo sentar, colocó una almohada detrás de mi espalda. Me alcanzó un vaso de agua, puso su mano por detrás de mi cabeza y dijo: 'Bebe el agua'. 'No puedo beberla sin una cañita', le dije. Y El contestó: 'Te hemos operado, y ahora beberás el agua; entonces te levantarás y andarás. Me desperté y me dio cuenta que estando sentada en la misma posición en la que me había colocado san Marón. De pronto sentí una quemazón en mi cuello, e puse mi mano ahí, para acertarme de lo que estaba ocurriendo. Luego me di cuenta de que mi mano paralizada había vuelto de nuevo a la normalidad; sentí que mi pie paralizado se movió normalmente. Salí de la cama en un estado semi-inconsciente, me dirigí al baño y me miré al espejo; vi dos heridas de doce centímetros cada una, a ambos lados de mi cuello. Fui a la habitación de mi marido y encendí la luz. El me miró y gritó: '¡Mujer! ¿Cómo llegaste sola hasta aquí? ¡ahora perderás el equilibrio, te caerás y una nueva catástrofe se seguirá a otra!' Yo levanté mi mano paralizada y le dije: 'No temas, San Charbel me operó, y ahora puedo caminar'".

Al día siguiente, fu a la ermita con su hijo y su esposo, para agradecer a San Charbel por su gracia. Cuando regreso' a casa todos sus familiares y amigos estaban sorprendidos. La noticia corrió rápidamente. Visitantes comenzaron a llegar de dentro y fuera de Líbano. Una semana después, a solicitud del cura de su Parroquia, el Padre Abdo Yaacoub, y el doctor Majid Chami, acepto' alejarse por unos días y descansar un poco. Por la noche, San Charbel se le apareció y dijo: "No dejes a la gente, yo te curé gracias a Dios para que la gente pueda verte y para dar testimonio. Muchas personas han dejado a la Iglesia, han dejado de rezar,y de respetar a los santos.Yo estoy siempre ala ermita, no dejo ese lugar. Quiero que tú visites la ermita cada día 22 de cada mes, y escuches la misa de ahora en adelante." Asi pues, Nouhad visite Annaya el 22 de cada mes. Una masa de gente va al convento para ser testigos una vez mas, del milagro glorioso realizado por la intercession de San Charbel.




Home Page | San Charbel | Quien somos | Información | Mapa del Sitio


Regresar al contenido | Regresar al menú principal